Pentecost Novena and Prayer for Hope and Healing: Come Holy Spirit!

Dear brothers and sisters in Christ:

 

      Our Pentecost Novena is underway in the Diocese of Gary. This year our novena has a special focus to pray for hope and healing. 

      We are asking God to end the pandemic and to bring about healing, not just for those who have suffered from COVID, but for all who suffer. No matter what challenges we face, we can turn to Him for healing. The healing we seek is not just physical healing for the end to COVID, but healing of our hearts, our families, our church and our world.

      We also ask for renewed hope. After being under the cloud of the pandemic for more than a year, our spirits may be low. God wants to replace our lagging spirits with the Holy Spirit. Our prayer is that the Lord increase the virtue of hope in all of us. By its very nature, hope is forward-looking. Rather than simply looking at the way things were pre-pandemic, we should look with hope – not fear – as to how we can live vibrant, faith-filled lives in the future.

      Our Pentecost Novena is based on the intense prayer of the early Church. The word novena comes from “nine,” representing the nine days of prayer in the upper room from the Ascension of the Lord (traditionally Ascension Thursday) until Pentecost Sunday. 

      The early believers prayed for the Holy Spirit as Jesus had commanded them. From that time of intense prayer, the Church was born and great signs and wonders occurred. The Church grew in love and confidence – and hope. 

      In a recent conversation with our priests council about how to navigate through this next phase of the pandemic, we agreed that the foundation must be rooted in prayer. Some suggested a more protracted time of prayer extending beyond Pentecost. Therefore, while our novena will conclude on the vigil of Pentecost, we will continue with an ongoing time of prayer to the Holy Spirit for Hope and Healing. Stay tuned for the introduction of a common prayer for the entire diocese that we will pray from Pentecost through the Solemnity of Christ the King (May 23 - Nov. 21, 2021).

      Joining together for a focused time of prayer will build unity and our prayers become something of a spiritual blast furnace. The intensity of all of us praying together will help to prepare us for what the Holy Spirit has in store for us, just as the early Church experienced gathered in the upper room. 

      As we pray and wait upon the Lord, my prayer is that the Holy Spirit will give us expectant, hopeful hearts. Come Holy Spirit, bring to us in the Diocese of Gary an outpouring of the Holy Spirit for renewal, hope and healing.

 

Your servant,

The Most Reverend Robert J. McClory

Bishop

Diocese of Gary

_________________________________________

Novena de Pentecostés y Oración por la Esperanza y la Sanación: ¡Ven Espíritu Santo!

 

Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

 

        Tenemos en marcha nuestra Novena de Pentecostés en la Diócesis de Gary. Este año nuestra novena tiene un enfoque especial para orar por esperanza y sanación.

        Le pedimos a Dios que ponga fin a la pandemia y nos traiga la sanación, no solo para aquellos que han sufrido de COVID, sino para todos los que sufren. Independientemente de los desafíos que enfrentemos, podemos acudir a Él para recibir sanidad. La sanación que buscamos no es solo la sanación física para el fin de COVID, sino la sanación de nuestros corazones, nuestras familias, nuestra iglesia y nuestro mundo.

        También pedimos renovada esperanza. Después de estar bajo la nube de la pandemia durante más de un año, nuestro ánimo puede estar deprimido. Dios quiere reemplazar nuestros espíritus rezagados con el Espíritu Santo. Nuestra oración es que el Señor aumente la virtud de la esperanza en todos nosotros. Por su propia naturaleza, la esperanza mira hacia el futuro. En lugar de simplemente mirar cómo eran las cosas antes de la pandemia, debemos mirar con esperanza, no con miedo, cómo podemos vivir vidas vibrantes y llenas de fe en el futuro.

        Nuestra Novena de Pentecostés se basa en la intensa oración de la Iglesia primitiva. La palabra novena proviene de "nueve", que representa los nueve días de oración en el aposento alto desde la Ascensión del Señor (tradicionalmente el jueves de la Ascensión) hasta el domingo de Pentecostés.

        Los primeros creyentes oraron por el Espíritu Santo como Jesús les había mandado. A partir de ese momento de intensa oración, nació la Iglesia y se produjeron grandes señales y prodigios. La Iglesia creció en amor, confianza y esperanza.

        En una conversación reciente con nuestro consejo de sacerdotes sobre cómo navegar a través de esta próxima fase de la pandemia, acordamos que la base debe estar establecida en la oración. Algunos sugirieron un tiempo de oración más prolongado que se extendiera más allá de Pentecostés. Por lo tanto, mientras nuestra novena concluirá en la vigilia de Pentecostés, continuaremos con un tiempo continuo de oración al Espíritu Santo por esperanza y sanación. Estén atentos para la introducción de una oración común para toda la diócesis que rezaremos desde Pentecostés hasta la Solemnidad de Cristo Rey (23 de mayo - 21 de noviembre de 2021).

        Unirnos en un tiempo de oración enfocado construirá unidad y nuestras oraciones se convertirán en algo así como un alto horno espiritual. La intensidad de la oración conjunta de todos nos ayudará a prepararnos para lo que el Espíritu Santo tiene reservado para nosotros, tal como lo experimentó la Iglesia primitiva reunida en el aposento alto.

        Mientras oramos y esperamos en el Señor, mi oración es que el Espíritu Santo nos dé corazones expectantes y esperanzados. Ven Espíritu Santo, tráenos a la Diócesis de Gary un derramamiento del Espíritu Santo para renovación, esperanza y sanidad.

 

Tu siervo,

El Reverendísimo Robert J. McClory

obispo

Diócesis de Gary

 

Join The Flock

Flock Note